Reflexiones

 

 

En este espacio encontrarás un mensaje de esperanza para tu diario vivir, Dios te responderá en cada una de las líneas escritas. Recuerda compartir estas columnas de opinión y dejar tus comentarios en la caja de opiniones.¡Dios te bendiga!  

EL TEMOR DE  DIOS

“El principio de l sabiduría es el temor de Dios………” .Proverbios 1:7ª

 De manera resumida, el temor del Señor implica dos cosas:

  1. En primer lugar, necesitamos tener cierta reverencia, respeto y honor hacia quién es Dios, hacia Su persona y Sus mandamientos;

  • Y por otro lado, debemos temer a las consecuencias que se derivan de quebrantar las ordenanzas de Dios.

 El temor de Dios nos coloca entonces en una correcta relación con Dios, nos lleva a consultar su sabiduría dada en la Palabra y nos permite ver la vida y reaccionar ante ella de la manera en que Dios espera que lo hagamos. La frase «el temor de Dios» no es exclusiva del Antiguo Testamento, sino que también aparece de manera repetida en el Nuevo Testamento. El apóstol Pablo dijo a los corintios: “Por tanto, amados, teniendo estas promesas, limpiémonos de toda inmundicia de la carne y del espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios “(2 Cor. 7:1).

Si analizamos este versículo, podemos ver la relación que la Palabra de Dios establece entre el temor de Dios y nuestra vida de santidad. Ahora bien, las Escrituras también nos muestran la relación que existe entre la ausencia del temor de Dios y una vida de pecado. Observe lo que dice el salmista: “La transgresión habla al impío dentro de su corazón; no hay temor de Dios delante de sus ojos. Porque en sus propios ojos la transgresión le engaña en cuanto a descubrir su iniquidad y aborrecerla. Las palabras de su boca son iniquidad y engaño; ha dejado de ser sabio y de hacer el bien. Planea la iniquidad en su cama; se obstina en un camino que no es bueno; no aborrece el mal “(Sal. 36:1-4).

Notemos que el versículo tres de este salmo dice que este individuo «ha dejado de ser sabio y de hacer el bien». Esto es justo lo que sucede cuando abandonamos el temor de Dios: dejamos de ser sabios y nos volvemos necios. De la misma forma, una vez que perdemos el temor de Dios, comenzamos a dejar de hacer el bien para transgredir la ley de Dios, lo cual termina engañándonos en cuanto a nuestra propia pecaminosidad, y nos hace tener una visión totalmente distorsionada del mundo y de la vida, y por lo tanto, carente de sabiduría. Si no estamos en una relación correcta con Dios, no podremos vivir de otra manera que no sea engañados. Y cuando vivimos engañados, no podemos ser sabios. Cuando alguien vive engañado, no aborrece ni tampoco desecha la iniquidad; y no lo hace porque ni siquiera se percata de que anda en pecado, pues carece de entendimiento. Esa es la esencia del necio: no entiende a Dios, no entiende los mandamientos de Dios y no entiende cómo caminar con Dios; no entiende ni siquiera cómo vivir porque carece de sabiduría, ya que no hay en él temor de Dios. Por eso la Palabra dice: “El temor del Señor es el principio de la sabiduría “(Prov. 1:7). El que no teme a Dios no conoce Sus mandamientos y el que no conoce Sus mandamientos andará perdido en su propio caminar. «No puede haber una verdadera sabiduría sin una relación con Dios. La sabiduría no comienza con una acumulación de datos, sino teniendo una relación con Dios».

La sabiduría no es algo que podemos adquirir por medio del estudio; la sabiduría viene de Dios. Es don de Dios, como afirma Santiago: “Pero si alguno de vosotros se ve falto de sabiduría, que la pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada “(1:5). Y si no tenemos temor de Dios, ¿cuál es la probabilidad de que Él quiera darnos este regalo? ¡Ninguna! Si usted posee cierto grado de temor de Dios, quizás tenga algo de sabiduría porque Dios lo ha bendecido e iluminado de manera limitada. Pero mientras más temor de Dios usted tenga, mientras más reverencia y aprecio tenga por la persona de Dios, por Su carácter, por Su Palabra, por Su causa, más complacido estará Dios con usted; y por lo tanto, Él querrá darle aún más iluminación.

 

Enlace Colombia

Leave a comment

× ¿Cómo puedo ayudarte?